Más Gran Canaria

Ha pasado casi un mes desde que llegamos a esta isla y casi no nos hemos dado cuenta. El tiempo pasa volando y cada vez nos sentimos más a gusto en estos lares.

Hemos tenido la fortuna de poder estar con Cristina, una amiga de J de cuando estuvo en Brasil, que nos ha tratado estupéndamente. Mil gracias de nuevo Cris!!!

Cristina y Carlos tienen dos niñas que nos han enamorado a J y a mí: Julia y Victoria, son pura alegría y dulzor, divertidas, graciosas…vamos, que nos han encandilado! Hemos hecho algunas excursiones con ellas por la isla y también hicimos una pequeña salida con el Rasmus a la playa que está al ladito del puerto…

IMG_20160313_140856

Gracias al coche que nos dejó Cristina hemos podido conocer un poco más de la isla, desde las impresionantes dunas de Maspalomas, al sur, hasta la zona interior verde, húmeda y con algunos lugares bastante fríos!

En el sur se puede disfrutar de un clima bastante más cálido pero tiene el inconveniente de la masificación y explotación turística, mega complejos hoteleros con campos de golf, casinos, ciudades creadas de la nada destinadas únicamente al turismo…

A pesar de ello, una vez te adentras en la inmensidad de las dunas de Maspalomas consigues olvidar y perder de vista las barbaridades cometidas en pos del falso progreso pretendido obtener a base del turismo.

Todavía quedan zonas poco explotadas, como la playa de Güigüi, a la cual sólo se puede acceder a pie después de una larga caminata o por mar. No sé si en esta ocasión la visitaremos o tendremos que dejarlo para nuestra siguiente visita a las islas.

Lo que sí hemos hecho son excursiones a la zona más montañosa, el pico de las Nieves y el roque Nublo, a ver si adivináis de dónde viene lo de nublo? 😉

Las vistas desde el pico de las Nieves debían ser preciosas, pero hay que ser afortunado y encontrar un día despejado, cosa que ocurre con poca frecuencia.

En el Roque tuvimos un poco más de suerte y en algún momento pudimos divisar el paisaje escondido tras la perenne bruma instalada en él.

Toda esta zona céntrica de la isla es muy bonita y muy diferente a lo que hemos visto hasta ahora de Canarias,  bonitas carreteras repletas de curvas, típicas de zonas montañosas y con un paisaje verde y húmedo salpicado por innumerables casas, es difícil encontrar una zona inhabitada en esta isla.

Nos hace gracia el nombre de Teror, un pueblecito cuyo nombre da origen a un embutido típico de allí, el chorizo de Teror, una especie de sobrasada que puede tomarse cruda untada en pan o bien cocinada como si fuera un chorizo. Teroooor!!

Mención especial al pueblo de Arucas y no sólo por su belleza si no por la iglesia neogótica que alberga, obra del arquitecto catalán Manuel Vega i March que resulta ser el bisabuelo de mi amiga Gemma!!! Recuerdo cuando hace no mucho ella me contaba que había acompañado a su padre a un homenaje en nombre de su bisabuelo, el arquitecto, en un pueblecito de Gran Canaria, donde les trataron estupendamente. Quién me iba a decir que un tiempo después yo estaría paseando por allí?

En la oficina de información y turismo nos encontramos con un chico que nos atendió la mar de bien y nos explicó largo y tendido la historia de la iglesia, intercambiamos opiniones sobre beneficios y perjucios del turismo y nos instruyó sobre algo de la historia de las Canarias.

Así pasan los días y se acerca la Semana Santa, llevamos casi un mes en Las Palmas! Llegamos con la celebración de la 16 edición del Festival de Cine de Las Palmas a primeros de marzo, y por supuesto aprovechamos para ver alguna película, y nos iremos después de las celebraciones de Semana Santa; estuvimos un día viendo las procesiones, tuve que engañar a J para conseguirlo, claro! son bonitas, no tan espectaculares como las de otras muchas ciudades con gran tradición y fama de la península, pero no están mal.

Algo que me ha llamado mucho la atención de Las Palmas es su limpieza, por poner un ejemplo: la mayoría de dueños de los perros, cuando sacan a éstos a pasear, lo hacen con un bote pulverizador con agua y algún detergente para rociar en el lugar donde miccionan los canes, es una idea genial!

Y otra cosa a destacar son los bocadillos que nos hemos zampado en el Garriga, una charcutería con varias tiendas esparcidas por la ciudad, que hacen unos bocatas de tortilla de patata con restos de embutidos que quitan el sentido! y los de pata asada, de calamares fritos…mmmm…nos estamos poniendo las botas, entre lo que zampamos por allí y los experimentos culinarios que vamos haciendo, es un no parar!!

Faltan pocos días para partir y nuestros amigos franceses, Dominique y Dominique de los que ya hablamos en la entrada de Fuerteventura, también zarpan pero ellos rumbo a Madeira y esta vez en compañía de Giles, uno de los tripulantes del Gènep. Su intención es dejar el velero en el dique seco durante medio año y volar ellos hacia Francia. La verdad es que tienen mucha suerte y llevan un estilo de vida y profesión que les permite navegar la mitad del año y después de muchas y muchas millas navegando por el Caribe, el Mediterráneo y otros lugares, dicen que las Canarias es un sitio ideal para navegar. A saber, el clima, vientos constantes, gente simpática, precios razonables, riqueza cultural y gastronómica y además, en Europa! lo cual te da una seguridad añadida. Así que desde hace unos años navegan estas preciosas islas y antes de regresar a Francia suben a Porto Santo donde hay una marina con precios muy buenos para dejar el barco una temporada.

Empezaron navegando en un velero muy parecido al nuestro, un velero francés del tipo Amel Kirk, con dos mástiles, bañera central. En fin, muy parecido y dicen que disfrutaron mucho pero que al fin se les quedó “pequeño”. Les surgió la oportunidad de comprarse un RM 1050. Un velero precioso, muy bien pensado para hacer buenas navegaciones atlánticas ya que los rumbos portantes le favorecen mucho.

Así que la noche antes nos juntamos todos en el Gènep, el barco de Laurent y Geraldine y nos pegamos una buena cena bien acompañada de unos espirituosos para levantar el ánimo. Al final la cosa acaba con varias botellas vacías y los pobres tienen que madrugar y hacerse a la mar! Por suerte nos enteramos a posteriori que encuentran una mar en calma total, como se de una balsa de aceite se tratase. Eso si, sin nada de viento.

Y finalmente llega el momento de dejar esta isla, nos preparamos antes de zarpar y volvemos a aprovechar la enorme hospitalidad de Cristina que nos ofrece su lavadora para lavar la ropa, todo un lujo! El mejor ofrecimiento que podéis hacer a unos navegantes es la lavadora…lavar a mano es un suplicio (ay, nuestros antepasados, cómo se lo curraban, sobre todo ellas, que eran las que solían hacer la colada) y poner lavadoras en los puertos no es precisamente barato, unos 8 euros, así que como decía, de nuevo Cristina nos vuelve a ayudar!

Y así es como dejamos el barco, hecho una leonera con toda la ropa tendida ya que el sol hace horas que marchó y fuera no haría más que coger más humedad…

 

 

2 comentarios en “Más Gran Canaria”

  1. Yo lo pasé mu malamente en el Roque Nublo, tengo algo de vértigo, y veía saltar a Eric de risco en risco y me salía el corazón por la boca!! Eso sí, precioso. Como Maspalomas, me fliparon las dunas.
    Vaya manducas os metéis entre pecho y espalda!! 🙂
    Muas!

    Me gusta

  2. Ay mi niña! Acabo de leer tu capítulo de Gran Canaria y me ha traido muchos recuerdos, con mi padre hicimos también una ruta interior a Roque Nublo, Teror, etc, y Arucas por supuesto!!!!!! Gracias de nuevo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s