Las Palmas de Gran Canaria, mi niña!

Mi niña! son las dulces palabras que escuchas a todas horas entre los habitantes de Las Palmas, que por cierto, según parece carecen de gentilicio! Simplemente son los ciudadanos de Las Palmas, qué extraño, no?

Empezamos a distinguir diferentes acentos canarios conforme cambiamos de islas, éste, en particular es dulzón, una mezcla de cubano y sureño peninsular muy embriagador, y el hecho de que el “mi niña” lo tengan siempre en boca hace que cualquier frase que digan se suavice, como si te insultaran de la manera más cruel, pero al acabar con un mi niña todo toma otra color. Ni que decir tiene que no hemos hecho más que encontrarnos con gente super amable siempre dispuesta a ayudar. Una cosa que estamos aprendiendo de este viaje es que las personas son el mejor regalo y descubrimiento que estamos teniendo, es lo que realmente enriquece el viaje y por extensión nuestras vidas…

Inicialmente la ciudad nos pareció bastante agresiva, imaginaos, después de venir de sitios tan tranquilos nos encontramos con una ciudad en toda regla…ufff..qué pereza! coches y grandes avenidas, ruido, humos…y eso que no es una mega urbe como Madrid o Barcelona, pero a nosotros se nos hizo un mundo el primer día, nada más llegar, cuando salimos a dar un paseo para estirar las piernas…

Por suerte poco a poco nos fuimos reconciliando con la ciudad y hemos llegado a encontrarla un sitio incluso ideal para vivir! Con los servicios que ofrece cualquier ciudad de un tamaño considerable pero a la vez con un ritmo bastante más tranquilo y relajado. Y lo mejor, una de las mejores playas urbanas que hayamos conocido nunca: las Canteras. Está excepcionalmente limpia para la cantidad de bañistas que recibe a diario; dispone de servicios, duchas y vestuarios bien limpios y en perfecto estado de uso gratuito y libre para cualquier usuario de la playa; dispone de servicio de socorrismo todo el año, es bastante grande y puedes practicar diferentes deportes en función del tramo de playa que elijas, desde surf tanto para niveles avanzados como para principiantes, hasta cómo no, natación, nuestra debilidad, que se disfruta plácidamente gracias a la barra de arrecife que se encuentra longitudinalmente a lo largo de una gran parte de la playa. Es una maravilla! Lástima no haberla podido disfrutar tanto como nos hubiera gustado, unos días por demasiado viento, otros días porque hacía fresquito y no habíamos traído el neopreno para hacer una buena tirada a nado, otro por peligro de picaduras de aguavivas (medusas)…Si por nosotros hubiera sido habríamos nadado cada día, pero finalmente sólo lo hemos hecho en contadas ocasiones, eso sí, disfrutando como nunca con la transparencia y calma de sus aguas…de la temperatura mejor no hablar y dejarlo para el verano…En marzo el agua está fresquita, soportable para un chapuzón pero no para permanecer mucho tiempo en ella.

Una imagen que no falta en esta playa y en muchas otras y que siempre me ha intrigado. Tantas monedas y joyas pierde la gente en la arena como para amortizar la compra del aparatito? Como veis también existe la versión profesional, sumergible en agua! Al fondo podéis apreciar la barra.

IMG_20160318_162145

IMG_20160317_141113

 

Respecto al puerto de Las Palmas, es mítico entre los navegantes oceánicos, punto de partida hacia el continente americano. Es un lugar donde puedes aprovisionarte fácilmente de todo aquello que necesites para la navegación, sus dimensiones permiten albergar numerosas embarcaciones y es fácil encontrar navegantes de todo tipo, algunos afincados aquí hace años a la espera de la correcta puesta a punto de su embarcación, sí, habéis leído bien, hay quien se tira toda una vida adecentando su barquita para después no salir nunca… otros tantos que se ofrecen como tripulantes para la travesía al Caribe, Madeira,… no importa el destino, cuyo propósito es disfrutar del mar, algunos novatos, otros lobos de mar…Nacionalidades y edades dispares pero todos con un factor en común, pasión por la mar.

A pesar de su gran tamaño su nivel de ocupación es elevado y a nosotros finalmente nos ha tocado amarrar en la zona de la Vela Latina, que descubrimos  al poco tiempo como una zona aislada del ambientillo transmundista y un poco dejada de la mano de Dios con infraestructuras deficientes por su origen temporal: los baños son los típicos módulos que se colocan cuando no se tiene tiempo ni dinero de una obra mayor con la idea de ser algo pasajero pero que finalmente en muchas ocasiones acaban tornándose permanentes.Como ventajas tiene la proximidad a los mismos, ya que en cualquier otra zona de la marina están bastante más alejados.

Otra parte positiva de estar en la zona de vela latina es que al aproximarnos por primera vez ya pudimos disfrutar del majestuoso aspecto de estas embarcaciones.

 

Son muy parecidas a las velas latinas de la península pero nos quedamos alucinados con las dimensiones de su velamen. El palo mayor y antena son larguísimos permitiendo izar una vela de gran tamaño. J estuvo dándole vueltas al asunto porque no le cuadraba que pudieran soportar tanto trapo sin llegar a volcar. Finalmente la solución del misterio se desveló al ver las embarcaciones varadas en la marina. Con el paso de los años, al ir evolucionando la regata como deporte, a imitación de embarcaciones más modernas, han diseñado una orza muy profunda, nada habitual en este tipo de bote, que les permite llevar mucho más trapo arriba.

También encontramos amarrada esta curiosa embarcación, Elida (Sailing for Jesus),  que ya vimos en Arrecife, es una especie de barco-evangelizador sueco cuya joven tripulación se encarga de llevar su religión allá donde navega.

IMG_20160312_183914

Otra sorpresa agradable de la ciudad: por fin encontramos un mercado donde comprar alimentos frescos! Hasta ahora toda la fruta y verdura la comprábamos en supermercados, los famoso Hiperdinos de las islas, ya que al menos en las ciudades que hemos estado, aún siendo capitales o núcleos importantes, carecían de él.

Así que emocionados por encontrar producto fresco variado y no empaquetado nos adentramos en sus instalaciones para pasear y curiosear en las diferentes paradas.

El pescado nos encanta a los dos así que finalmente compramos estos gallitos, parecidos a los gallos que conocemos de la península pero son otra especie diferente, los de aquí son mucho más pequeños y tienen la piel verde. Los que aparecen en la foto están pelados (su piel es muy dura para comer) por el amable pescatero que nos aconsejó cómo cocinarlos y la verdad es que están deliciosos!!!!

Disfrutamos también de un maravilloso Jurel al horno, otra vez, éste Jurel no es el mismo que conocemos en el mediterráneo, al cuál no tiene nada que envidiar.

Otra característica de todas las islas en general es el pan, que en general no es muy bueno aunque por supuesto hay notables excepciones, y se suele encontrar “aliñado” con semillas de matalahúva, lo cual es de agradecer para dar un poco más de gracia a ciertos panes insulsos.

También nos llama la atención la cantidad de dulces que encuentras por doquier, hasta ahora no es que hayamos encontrado muchos dulces o bollos típicos canarios, que no digo que no los haya, pero nos sorprende la cantidad de pastelerías-panaderías casi siempre repleta de clientes degustando algo azucarado, vendrán de aquí los problemas de diabetes que sufre gran parte de la población Canaria?

Continuará…

 

Un comentario en “Las Palmas de Gran Canaria, mi niña!”

  1. Me está entrando un hambreeeee… Sois unos cocinillas!
    Tela con el barco evangelizador… Vade retro!!
    La playa de las Canteras me pareció genial. Súper bien cuidada para estar en medio de la ciudad. 🙂
    Muas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s