Nuestra quincena Lanzaroteña

La llegada a Lanzarote fue memorable, en una rápida y eficaz maniobra, J encajonó el Rasmus en el finger a la perfección a pesar del fuerte viento que soplaba en esos momentos.
Y lo mejor, fuimos recibidos por Tito!, tripulante del Namibia, la embarcación con la que coincidimos en Barbate.
Namibia y Rasmusaurus zarparon el mismo día de Barbate con la idea de bajar hacia Canarias en ‘flotilla’ pero finalmente ellos salieron más tarde de lo previsto y no coincidimos durante el trayecto.
Fue una gran alegría encontrarnos con Tito, Mirenbe y Andoni en Arrecife, intercambiamos batallitas de nuestra travesía, también les cogió el vendaval, sólo que  ellos que se refugiaron en Agadir.
Hacía también una semana que llegaron a Canarias y estaban ultimando detalles para partir rumbo al Caribe.
Intercambiamos teléfonos e hicimos fotos para el recuerdo la noche previa a su marcha.

image

Andoni no sale en la foto, el pobre se retiró antes intentando averiguar por qué no acababa de funcionar el teléfono iridium  que había alquilado (el iridium funciona vía satélite y por tanto tiene cobertura global, muy conveniente para recibir los partes meteorológicos cuando se está en alta mar, este tipo de teléfonos y la radio de onda corta, BLU, son los únicos medios para poder comunicarse por esos lares)

Llegamos con los últimos coletazos del carnaval, el 10 de febrero, que hemos descubierto que va “pasando” de población en población, esta semana en Arrecife, la siguiente en puerto del Carmen, etc. así que decidimos ir a echar un vistazo al ambiente en el entierro de la sardina y aprovechamos para mezclarnos con la gente, aunque el día grande del carnaval había sido la noche anterior y la ciudad estaba con la resaca de la fiesta.

La Marina Lanzarote está muy bien equipada, instalaciones prácticamente nuevas y agua caliente!!! Todo un lujo…Además se encuentra relativamente cerca de la parte antigua de Arrecife, la zona del charco, repleta de pequeñas barquitas que con la bajada de marea muchas de ellas acaban varadas en tierra.

IMG_20160210_213819

Arrecife no es especialmente bonito, sus casas tienen un aspecto un tanto descuidado, pero es una ciudad tranquila sin grandes edificaciones, exceptuando algún que otro monstruo hotelero cerca de la playa. Contrasta con la antigua capital, Teguise, que tiene un aspecto más cuidado, con calles empedradas y bonitos caseríos.

Quince días dan para mucho en una isla tan pequeña, quizá demasiado, pero nos sentíamos atrapados ya que el tiempo no parecía querer mejorar, incluso los mismos “conejeros” otro gentilicio de los lanzaroteños, se quejaban de este invierno que les estaba tocando pasar.
Así que alquilamos un coche durante unos días para descubrir esta bonita isla volcánica marcada por el sello inequívoco de Manrique.
Nuestros ojos ya se habían acostumbrado al paisaje árido de la Graciosa, pero el malpais  de Lanzarote nos impresionó. Parecen pedruscos y escombros de una catástrofe, tal y como efectivamente ocurrió tras las dos últimas grandes erupciones del Timanfaya. El paso de la lava dejó un  desolador y a su vez bello paisaje que te transporta a una atmósfera lunar.

DSCN1752

DSCN1776

DSCN1851

DSCN1852

Los hervideros, espectaculares e hipnóticos, no pararíamos nunca de mirar como juega y arremete el mar contra las rocas…y ese sonido tan relajante de sus idas y venidas…

Incrustada en las rocas descubrimos cristales de olivina…

Lanzarote está asociado a Manrique, allá donde vayas encuentras su obra, esculturas móviles (jugetes de viento) en muchas de las rotondas de la isla y multitud de espacios naturales ‘adornados’ por su obra. Para nosotros era un personaje prácticamente desconocido, sólo sabíamos que su nombre se asociaba a una de las islas Canarias pero no sabíamos si quiera a cuál. Por lo que hemos conocido de él estos días era un personaje un tanto peculiar, un rico arquitecto-artista-escultor que se fue a hacer las américas, no sabemos si ya fue con fortuna o la hizo allí, y finalmente volvió a su hogar para promover y explotar su tierra de una forma coherente con la naturaleza integrando su obra en la misma.
Luchó contra las masacres y desastres que se hacían en los 70-80 (y que por desgracia siguen existiendo) e intentaba promover un turismo más racional y sostenible. De su persona poco hemos podido descubrir, creemos que era homosexual, un dato que parece querer ser ocultado expresamente, lo cual nos sorprendió, y un tanto excéntrico, muy querido por la gente de aquí que sienten que gracias a él su isla conserva su encanto natural.

Realmente su obra merece la pena, pero nos sentimos engañados en algunos de los lugares típicos que visitar en la isla, el que más, los Jameos. El entorno es espectacular, pero su interior no sólo está lleno de turistas, algo relativamente normal en un espacio como este, sino que tienes que ir esquivando mesas de comensales degustando un menú de apariencia bastante mediocre y ‘viejuna’. Es un lugar totalmente explotado, el bar restaurante tiene pinta de estar siempre a rebosar y eso borra de un plumazo el atractivo del lugar. Lo bello que resultaría llegar a esta cueva en solitario, después de una larga caminata, guiado por el tintineo de las gotas que resbalan del techo… La gota que colmó nuestro vaso de la indignación fue el museo “Casa de los Volcanes”, un museo que suponemos que en sus orígenes, en la década de los 70, debió causar furor pero que hoy en día está absolutamente desfasado, descuidado (los carteles informativos no se pueden leer por el envejecimiento sufrido por el paso del tiempo, de las instalaciones interactivas apenas funcionan la mitad, etc) y lo que es peor, la didáctica brillaba por su ausencia: informaciones escuetas, inconexas e incompletas. Todo por el módico precio de 9 euros! Con la cantidad de visitas que reciben a diario ya podían currarse un poco el museo y adecentarlo. Nos sentimos engañados, pero así es la vida del turista… 😉

Los Jameos en sí, parte del túnel volcánico del Volcán de la Corona, es espectacular…DSCN1897

Parte exterior de los Jameos con el “sello” de Manrique (se puso a llover de lo lindo en medio de la visita)DSCN1912

Aquí estoy yo, indignada por la situación…DSCN1916

Sin embargo, Jordi disfrutó como un enano en esta especie de nave espacial del capitán Spock…DSCN1920

DSCN1908

Otro lugar emblemático de la isla es el Parque Nacional de Timanfaya, que visitamos sin muchas expectativas después de nuestra experiencia anterior.

El lugar, como pasa con los Jameos y tantos otros sitios de la isla, es espectacular, pero es una lástima que no puedas hacer excursiones a pie por la zona y que todo el recorrido por la zona se deba hacer en autobús. Una vez más nos sentimos borregos pero intentamos olvidar nuestra condición ovina y disfrutar de las novedosas imágenes que percibían nuestras retinas. Las  3 fotos superiores están tomadas desde el bus, de ahí ese aspecto apagado, triste y verdoso!…

También podréis apreciar otro magnífico restaurante totalmente integrado en el entorno del volcán, con un menú del estilo al de los Jameos mientras nosotros seguíamos balando…beeee…beeee…beeee… 😉

Como nos quedamos con “mono” de caminar entre volcanes hicimos una excursión a la Montaña o Caldera Blanca, en el Parque Natural los Volcanes.

 

Al final de la misma, mientras reponíamos fuerzas tomando un bocadillo nos encontramos este lindo pajarillo al que también le había llegado la hora del tentempié.

DSCN1939

Pero Lanzarote es mucho más, el contraste del norte de la isla, bastante más verde que el árido sur, desde el mirador del Río también de Manrique, previo pago de no sé cuanto porque esta vez no pagamos y simplemente hicimos una parada con el coche en un huequito de la poco transitada carretera, puede divisarse la Graciosa y los riscos de Famara.DSCN1888

DSCN1892

Famara, que además de sus impresionantes riscos posee una larga playa de arena que hace las delicias de los surfers y que comienza en el pueblito la Caleta de Famara.DSCN1943

El paseo marítimo en Caleta de Famara…DSCN1953

Y muchos más paisajes que merece la pena disfrutar…

IMG_20160218_175750IMG_20160218_175510DSCN1879IMG_20160217_182540DSCN1750

Playas del sur, en la punta Papagayo, nuestro siguiente destino…

DSCN1744

 

 

2 comentarios en “Nuestra quincena Lanzaroteña”

  1. Ohhhhhhh! Me encantaaaaaaa! Es que soy fan de Las Canarias…
    Esa foto de Jordi en el museo es terrible, qué mala, jajajajajaja!
    Desconocía por completo a Manrique, otra cosa más que he aprendido gracias a vos. 🙂 Y espectaculares los jameos naturales… En la piscina esa artificial, ¿la gente se baña?
    Ah! Muy chula la olivina! Le molaría al Valls, que es un mineral-adicto. 😉
    Muasss!

    Me gusta

    1. jejejeje…es cierto que en la foto sale con una cara…pero es taaaaan divertida! 😉
      La piscina supongo que alguien la usará, pero tiene pinta de que sólo lo hacen en eventos cerrados y privados, algún ricachón o institución que alquila el lugar…
      Besos para ti y toda la family!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s